Ir a contenido
¿Quieres enmarcar algo? | Envíos a todo el Mundo | Pago en Cuotas
¿Quieres enmarcar algo? | Envíos a todo el Mundo | Pago en Cuotas

Mapa Geologico del Mundo 1852 - Lámina

Ahorra 15% Ahorra 15%
Precio original $34.900
Precio original $34.900 - Precio original $34.900
Precio original $34.900
Precio actual $29.665
$29.665 - $29.665
Precio actual $29.665
Icon
Envío y Retiro inmediato

Fabricamos con cariño; pide este producto hoy para tenerlo entre el Martes 25 de Junio y Viernes 28 de Junio.

Icon
Fabricamos con cariño

Pide este producto hoy para tenerlo entre el Miércoles 26 de Junio y Martes 02 de Julio.

  • Tamaño: 80x63cm
  • Impresión: Papel Canson PhotoMatt 180gr. especializado para reproducción de arte y larga duración.
  • Escala: 1 : 2.160.000
  • Envío: Dentro de Santiago, otros envíos elegir formato Lámina.

Este Mapa de 1852, fue grabado por John Emslie a mano en color, muestra la distribución mundial de varios tipos de rocas. Incluye referencias que identifica: aluvión (sedimentario), ígneo (primario, secundario y terciario), metamórfico (cambiado) y volcánico.

Los estudios de geología tienen sus raíces en la antigüedad, cuando los seres humanos empezaron a observar las rocas, los minerales y las formaciones geológicas que los rodeaban. Sin embargo, la geología como ciencia moderna comenzó a desarrollarse en el siglo XVIII, con el trabajo de geólogos como James Hutton en Escocia y Charles Lyell en Inglaterra. Estos científicos realizaron observaciones y estudios sistemáticos de las rocas y los estratos geológicos, lo que les permitió establecer las leyes y principios fundamentales de la geología.

En el siglo XIX, la geología se convirtió en una disciplina muy importante debido al aumento de la explotación de los recursos minerales, especialmente en Europa y América del Norte. En este contexto, los mapas geológicos se convirtieron en una herramienta crucial para explorar y explotar las riquezas del subsuelo. El primer mapa geológico moderno fue creado por William Smith en Inglaterra en 1815, y desde entonces, los mapas geológicos se han convertido en una herramienta esencial para la exploración y el desarrollo de los recursos minerales en todo el mundo.